28 enero 2020|

El mercado del alquiler sigue generando mucho debate, como consecuencia de los altos repuntes en el precio que ha registrado estos últimos años. Estos altos precios han hecho que la participación en este mercado vaya sufriendo grandes fluctuaciones, en parte empujado por la entrada y salida del mercado del alquiler por el segmento más joven de la sociedad.

Hay muchos factores que condicionan, con mayor o menor intensidad, la decisión de una persona de optar por el mercado de alquiler a la hora de buscar casa, pero el más importante es la imposibilidad de comprar. Casi la mitad (45%) de los particulares que han alquilado o intentado alquilar en los últimos doce meses afirma decantarse por el arrendamiento porque su situación económica no le permite adquirir una vivienda. Sin embargo, sólo el 17% escoge el arrendamiento porque la compra no entra en sus planes, según el informe Experiencia en alquiler en 2019 publicado por Fotocasa hace pocas semanas.

El precio del alquiler ha seguido encareciéndose por sexto año consecutivo, pero a un ritmo menor y de forma menos generalizada a como lo hizo el año 2018 y 2017 y cierra con una subida (5,1%) mucho más cercana a la del 2026 (5,8%). A medida que ha avanzado el año 2019 la variación interanual de la vivienda en alquiler ha ido perdiendo fuerza e incluso algún mes ha tenido crecimientos del 2,3%, como el pasado mes de septiembre. Por tanto, podemos decir que atrás hemos dejado las grandes subidas del precio del alquiler, aunque el mercado avanza diferente según las zonas.

No obstante, es significativo que, por primera vez desde mayo de 2007, el precio medio del alquiler en España pasa de los 10 €/m2 al mes, en concreto en diciembre se sitúa en 10,18€/m2 al mes, un valor que no se alcanzaba desde mayo de 2007. Es, además, el precio máximo jamás registrado en los 13 años de observación en el Índice Inmobiliario. El anterior precio más alto se registró en mayo de 2007 cuanto el precio de la vivienda llegó a los 10,12€/m2 al mes.

Y uno de los principales motivos que ha propiciado esta subida de precios es la escasa oferta de vivienda en alquiler, especialmente en las grandes ciudades. La gran demanda existente ahora mismo hace que la oferta actual sea insuficiente por lo que son necesarias medidas por parte del Ejecutivo para que se propicie la salida al mercado de stock de viviendas en alquiler. Ahora mismo, encima de la mesa existen otras propuestas como el control de los precios de los alquileres, pero eso, bajo nuestro punto de vista, podría reducir aún más la actual oferta de vivienda en alquiler porque quizá muchos propietarios prefieren no ofertar su vivienda en alquiler debido al control de los precios. Sacando gran oferta de vivienda los precios de los alquileres en el mercado se regularían solos, tal y como ha pasado en ciudades como Sídney.

Ismael Kardoudi
Director de Estudios y Formación de Fotocasa
@IsmaelKardoudi