12 febrero 2020|

Los datos de transacciones inmobiliarias correspondientes al año 2019, dados a conocer hoy por el INE reflejan una caída interanual acumulada de las operaciones de compraventas del 3,3%, la primera caída después de cinco años de ascensos ininterrumpidos.

No obstante, por segundo año consecutivo se ha cerrado el ejercicio por encima del medio millón de operaciones de compraventa. “Estos datos demuestran que el sector inmobiliario está viviendo un buen momento y prueba de ello son las 501.085 compraventas registradas durante 2019, segunda vez que se supera el medio millón de compraventas desde que estalló la crisis”, comenta Ismael Kardoudi director de Formación y Estudios de Fotocasa.

Para Kardoudi, “el mercado de la vivienda se está encaminando hacia un periodo de estabilización y normalización. La compra de vivienda vuelve a despertar interés, aunque el ciudadano medio de a pie todavía tiene muchas dificultades para poder acceder a una vivienda. Ahora mismo, la demanda de reposición y los inversores son los que han tirado del sector durante estos años”, recuerda Kardoudi.

Los datos del INE reflejan que el mercado de la vivienda de obra nueva y el de segunda mano están teniendo comportamientos muy diferentes: mientras la compraventa de vivienda usada está cayendo, la compra de vivienda nueva se ha incrementado un 1,2% respecto a 2018. “La vivienda de obra nueva vuelve a despertar interés en un segmento muy determinado de la población. No obstante, todavía hay déficit de oferta de este tipo de vivienda y, en cambio, hay una gran demanda latente interesada en comprar vivienda de obra nueva por lo que el este tipo de vivienda puede tener bastante recorrido los próximos años”, explica Kardoudi.

Si se analizan las compraventas anuales totales por comunidades autónomas se ve que Andalucía es la que más compraventas acumula, con un total de 100.339, seguido de Cataluña (79.751), la Comunitat Valenciana (74.910) y Madrid (70.835). “A lo largo del año 2019 el Índice Inmobiliario Fotocasa ha ido registrando incrementos en el precio de la vivienda de segunda mano, aunque eran mucho más leves de lo que habíamos visto durante 2018. Durante todo este año hemos visto cómo la variación interanual arrancó con fuerza a principios de año, con incrementos del 8% pero a partir de la mitad de año estos incrementos se han ido moderando hasta registrar en diciembre la primera caída de precios de los últimos tres años, en concreto el precio descendió un -1,3%”, explica Ismael Kardoudi.

Para 2020 esperamos una “ralentización del precio de la vivienda de segunda mano y cabe recordar que el precio está todavía lejos de alcanzar los años del boom y es que ahora mismo está un -37% por debajo de los precios que alcanzó en 2007. Tan sólo la comunidad de Baleares se encuentra en máximos ahora mismo”.

Kardoudi recuerda que 2019 ha sido un año complicado para el sector debido, en parte a la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, que hizo que muchas operaciones se retrasasen, pero también ha sido un año de gran inestabilidad política y ahora mismo se necesitan “nuevas políticas que ayuden y beneficien a que la normalización del sector sea una realidad. Es urgente que el nuevo Gobierno apueste por el ladrillo y por dar estabilización con nuevas políticas de vivienda que den seguridad al ciudadano”, concluye Kardoudi.