14 diciembre 2018|

El portal inmobiliario Fotocasa valora positivamente que el Real Decreto-ley de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler aprobado hoy en Consejo de Ministros no incluya los planteamientos iniciales orientados a limitar el precio de los alquileres en zonas tensionadas.

“El precio de los alquileres se está normalizando en buena parte del país y algunas de las medidas que se habían planteado para controlar los precios no eran las más convenientes para mejorar la oferta de vivienda en alquiler, el principal problema que tiene este mercado”, asegura Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Aunque el Ministerio de Fomento no ha descartado que esta medida se incluya más adelante, “el hecho de que no se recoja en este real decreto es un paso y puede deberse “a la complejidad y riesgos que tiene”. Toribio recuerda que esta medida ha sido muy criticada por diferentes voces del sector e incluso por organismos internacionales, como el FMI.
“El precio medio del alquiler ya está dando claros signos de estabilización. Si hace un año subía en todas las comunidades autónomas, ahora solo lo hace en cuatro y cerraremos 2018 con un incremento interanual en tono al 1% que contrasta con el 9% de 2017, año en el que registramos la mayor subida de todo nuestro histórico”.

Entre las medidas aprobadas hoy, desde Fotocasa se destaca que se vuelva a los contratos de una duración mínima de 5 años, ya que “no solo da mayor estabilidad al arrendatario, sino también al arrendador que busca seguridad y tranquilidad, sobre todo en el caso de tener un buen inquilino”.

Beatriz Toribio también valora positivamente que se limite por ley que la fianza no pueda superar las dos mensualidades, ya que aunque es cierto que ésta es “la principal herramienta que tienen los propietarios en caso de impago o desperfecto, en los últimos tiempos se estaba convirtiendo en una importante barrera de entrada para acceder a una vivienda de alquiler debido a las fuertes subidas de precios”.

No obstante, recuerda que nuestro mercado del alquiler necesita “una mayor seguridad jurídica para inquilinos y propietarios” y “las medidas aprobadas hoy están orientadas a proteger sobre todo a los primeros”.

“Necesitamos un mercado del alquiler más estable y profesionalizado y para ello éste tiene que ser atractivo y seguro. Los propietarios, ya sean profesionales o particulares, tienen que tener garantías de que su inversión o ahorro no corre riesgos, porque si no la oferta se contraerá”, concluye