27 noviembre 2019|
  • El 78% de la compra de vivienda en el último año fue como vivienda habitual, un 10% para segunda residencia y otro 10% como inversión
  • Los que compran como inversión un 70% quiere poner la vivienda en régimen de alquiler de larga duración
  • El 82% de las viviendas que se han adquirido como inversión son de segunda mano y mayoritariamente en la misma localidad en la que reside el comprador, aunque distinto barrio
  • Hombre, de 45 años, con gran poder adquisitivo y casado y con hijos es el perfil del inversor inmobiliario en España

En el último año, la compra de vivienda como inversión ha representado el 10% del total de las transacciones de compraventa que se han realizado en España. Así, la compra por inversión se equipara a la compra como segunda residencia, que representa otro 10% del total. Lejos de este porcentaje se encuentra la compra como vivienda habitual, que en 2019 ha representado el 78% del total de la compra de vivienda. Así se desprende del último análisis realizado por el portal inmobiliario Fotocasa que pretende analizar el perfil del español que compra vivienda como inversión y cuáles son los motivos por los que se decanta por este tipo de inversión.

Del análisis se desprende que el 70% de los españoles que en el último año han comprado una vivienda como inversión lo han hecho con la intención de alquilar el piso en régimen de larga duración. El principal motivo (79%) es por la alta rentabilidad que ofrece ahora mismo este tipo de alquileres y considera que sale muy rentable comprar una vivienda para ponerla en alquiler.

“La rentabilidad de la vivienda en estos momentos es bastante elevada en España y se sitúa, de media, en un 5,2%, según los datos de Fotocasa. Por lo tanto, son muchos los propietarios que consideran que comprar una vivienda para ponerla en alquiler da una rentabilidad que ahora mismo no ofrece ningún otro producto financiero. Esto explica que el 70% de los compradores de vivienda como inversión hayan adquirido dicha vivienda para ponerla en régimen de alquiler”, explica Ismael Kardoudi, director de Estudios y Formación de Fotocasa.

Además del alquiler para estancias largas, un 15% ha comprado la vivienda con la intención de ponerla en alquiler para estancias cortas o vacacional y otro 15% no tiene intención de alquilarla. De estos últimos que descartan ponen la vivienda en alquiler lo hacen por el riesgo de impago por parte de los inquilinos.

Las viviendas que adquirieron estos españoles que compraron como inversión durante 2019 en un 82% de los casos compraron vivienda de segunda mano y en el 18% de los casos se trató de vivienda de obra nueva. Además, la vivienda que han adquirido está en la misma localidad en la que reside, aunque en distinto barrio en el 34% de los casos. En un 27% está tanto en la misma localidad como en el mismo barrio y un 15% ha comprado la vivienda de inversión en una localidad diferente, aunque cercana a la suya de residencia.

Respecto al tiempo que se tardó en encontrar la vivienda de inversión, en el 21% de los casos se tardó entre seis meses y un año, el 20% tardó entre cuatro y seis meses, otro 20% tardó entre dos y cuatro meses, un 13% tardó entre uno y dos años y un 4% tardó más de dos años en encontrar la vivienda para comprar como inversión.

¿Quién compra vivienda como inversión en España?

En el último año, los españoles activos en el mercado inmobiliario que compraron vivienda como inversión son en un 59% hombres, con una edad media de 45 años, con un gran poder adquisitivo (mayoritariamente con ingresos mensuales entre los 5.000 € y los 8.000 €) y en un 50% de los casos vive con su pareja e hijos.

Además, el 75% cuentan ya con una vivienda en propiedad. De éstos, un 35% tiene una única vivienda en propiedad un 33% cuenta con dos viviendas de propiedad, un 11% tiene tres viviendas de su propiedad y un 22% tiene más de tres viviendas.

Respecto a los precios, las personas que han comprado vivienda como inversión consideran que los precios de los alquileres en estos momentos están muy caros (63%) y un 28% dice que está algo caro. Y respecto a los precios de la compra, un 38% cree que los precios están muy caros y un 45% dice que están algo caros.