12 julio 2019|

Los datos de transacciones inmobiliarias correspondientes al pasado mes de mayo dados a conocer hoy por el INE, reflejan una subida interanual en las compraventas de viviendas del 1,1%, que devuelve la estadística a tasas positivas tras la caída registrada en abril, pero refleja la moderación del crecimiento de la actividad.

“El mercado de la vivienda sigue avanzando en su recuperación, pero a un ritmo más moderado que lo que veíamos hace un año, lo que explica que algunos meses se registren tasas negativas o crecimientos leves como este. Estas oscilaciones que muestran diferentes estadísticas que miden la salud del sector son propias de un proceso de estabilización que continuará durante todo 2019”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Prueba de esta normalización es que las zonas que tradicionalmente han liderado la recuperación, como Madrid, Canarias o Comunitat Valenciana vuelven a registrar caídas interanuales más abultadas que podrían ser las primeras señales de agotamiento de la demanda. “La actividad se está moderando en las comunidades autónomas que han protagonizado y liderado la recuperación del mercado y donde más han subido los precios en los últimos años”.

Toribio también destaca que “aunque la vivienda de obra nueva sigue creciendo, modera su comportamiento con respecto a meses anteriores. Otro signo más de la estabilización del mercado”.

“Nuestros estudios muestran que el interés por la compra de vivienda ha aumentado de forma importante en el último año, en concreto un 33%, pero el porcentaje de compradores particulares se mantiene estable con respecto a años anteriores. Y es que el grueso de la población se queda fuera del mercado debido a la falta de ahorros o de financiación hipotecaria imprescindible para afrontar este importante desembolso, en un momento de precios altos en comparación con la evolución del poder adquisitivo de los españoles”, concluye.