2021-06-08T10:47:25+02:008 junio 2021|

El Índice de Precios (IPV) correspondiente al primer trimestre de 2021, publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja una leve subida del 0,5% con respecto al trimestre anterior y un incremento interanual del 0,9%. Este aumento trimestral constata la recuperación del precio de la vivienda tras el impacto de la pandemia, y a nivel interanual muestra la continuación del ciclo de moderación iniciado ya en 2019. Además, con este nuevo incremento son ya 28 los trimestres de crecimientos interanuales en el precio de la vivienda.

“Aunque el precio de la vivienda continúa subiendo, lo cierto es que lo hace a un ritmo más moderado, presentando su menor ritmo anual en siete años. Esta templanza podría ser señal de que el gran auge por comprar vivienda detectado tras el confinamiento va serenándose a medida que el sector inmobiliario va dando respuesta a la demanda surgida y las transacciones se van completando. Son incrementos suaves y moderados pero que indican que la demanda de vivienda está siendo intensa. Mientras siga esta intensidad en el mercado es posible que los precios sigan yendo al alza, aunque no esperamos que sean incrementos muy acusados” explica María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa.

El Índice Inmobiliario Fotocasa ya detectó el pasado mes de marzo esta tendencia ascendente del precio de la vivienda mostrando un incremento de un 2,9% interanual, por lo tanto, la evolución es coincidente, y muestra el gran interés que está despertando la compra de vivienda.  “A pesar del impacto de la pandemia, el precio de la vivienda se resiste a bajar debido a cuatro razones principales: la gran demanda latente por cambiar de casa, la alta rentabilidad como producto financiero, las atractivas condiciones de financiación de los bancos a la hora de conceder hipotecas, y el cambio en las preferencias habitacionales de los individuos, ya que ahora valoramos más nuestra vivienda. Por ello, de momento, la situación económica provocada por la crisis del coronavirus no está haciendo que los precios de la vivienda caigan y los propietarios todavía se resisten a bajar precios” comenta la Portavoz.

De hecho, este pasado mes Fotocasa publicaba el informe “Radiografía de la vivienda 2020-2021: un año de pandemia” en el que se muestra que la participación de los españoles en el mercado de la compra no solo se ha recuperado, sino que presenta datos superiores a los registrados antes de que el coronavirus impactase en España. (del 39% registrado en febrero del 2020, ha aumentado al 40% en 2021). “La demanda de compra está viviendo un auge sin precedentes y muchos españoles se han pasado a la compra de vivienda y se han animado a buscar una vivienda mayor” remarca María Matos.

“Una mención especial merece la vivienda de obra nueva y es que el precio se incrementa un 2,3% interanual. Este tipo de vivienda a estrenar está teniendo mucho tirón, es un producto que se ha disparado en nuestro buscador, especialmente la tipología de viviendas unifamiliares como chalets y casas adosadas, empujadas por la búsqueda de luz natural, espacios abiertos y la implantación del teletrabajo” comenta la portavoz de Fotocasa. “Precisamente esta cifra tan alta debe poner al sector en alerta y escuchar la gran demanda que está surgiendo en obra nueva, porque en estos momentos tenemos escasez de vivienda con estas características, ya que mientras la demanda ha subido, la oferta se ha mantenido al ralentí ante las dificultades de los promotores para obtener financiación, tanto para desarrollar la promoción como para la compra de suelo. Esta demanda que busca obra nueva tardará un tiempo en poderse atender”, añade la Portavoz.

Para 2021 se espera que los precios registren pequeñas subidas, aunque también sería posible que empezasen a caer levemente en los próximos meses. No obstante, “el precio de la vivienda no caerá mucho en nuestro país porque el empuje de la obra nueva está siendo muy fuerte y los precios de la vivienda de segunda mano se encuentran un -36% por debajo de los años del boom inmobiliario y no tiene grandes recorridos a la baja. No obstante, sí que es un momento de poder buscar oportunidades en el mercado inmobiliario y es posible que muchos compradores estén abiertos a negociar”, concluye la directora de Estudios.

Adjuntos