13 junio 2019|
  • Otro 3% asegura que ya ha entrado de forma regular en el mercado vacacional y un 81% descarta totalmente entrar en este mercado
  • Andalucía, Cataluña y la Comunitat Valenciana son las comunidades en las que más proporción de propietarios que alquilan vivienda vacacional hay
  • Contar con una fuente de ingresos extra y la gran rentabilidad que ofrece el alquiler, principales motivos para poner la vivienda en alquiler vacacional
  • El perfil del arrendador de vivienda vacacional es un hombre, de mediana edad, casado y con hijos

El 81% de los propietarios de primera o segunda residencia asegura que no pondría su vivienda en régimen de alquiler vacacional frente a un 16% que sí que se plantea hacerlo. De hecho, un 3% asegura que actualmente ya alquila o intercambia su residencia habitual o segunda residencia por cortos periodos de tiempo. Estos porcentajes son muy similares a los que se registraron en 2018, por lo que la intención de poner la vivienda en alquiler vacacional no ha variado respecto al pasado año. Esta es una de las principales conclusiones del estudio “Radiografía del mercado de la vivienda 2018-2019” realizado por el portal inmobiliario Fotocasa y que, en este caso, hace especial foco en la situación del alquiler turístico en España.

“Los datos de este estudio muestran que el porcentaje de propietarios particulares que ha destinado una vivienda a alquiler vacacional en el último año es bajo y quienes se lo plantearían hacerlo también. Además, se observa que éste es mercado que tiene más penetración entre los propietarios de vivienda en zonas costeras”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Respecto a las comunidades autónomas en las que más propietarios que alquilan su vivienda como alquiler vacacional, destaca Andalucía, con un 26% del total, seguida de Cataluña (18%), la Comunitat Valenciana (13%), Madrid (7%) y País Vasco (4%).

Tener una fuente de ingresos extra, el principal motivo para alquilar la vivienda

Los propietarios de vivienda que ponen en alquiler vacacional o bien su primera residencia o bien una segunda residencia lo hacen principalmente porque es una fuente de ingresos. Así lo asegura el 34% de los propietarios que alquilan una vivienda vacacional. Le sigue otro 25% que dice alquilar una vivienda por la rentabilidad que ofrece este tipo de alquiler y otro 22% asegura que lo hace porque prefiere que la vivienda esté ocupada.

En otra escala de prioridades, un 5% se decantó por esta fórmula de alquiler porque planea comprarse otra vivienda, un 4% porque se ha reactivado el mercado del alquiler y es buen momento para alquilar y un 3% está esperando a que suban más los precios para vender la vivienda que actualmente tiene en alquiler.

Hombre, de mediana edad, casado y con hijos: el perfil del arrendador de vivienda vacacional

Si en 2018 el perfil del arrendador de vivienda vacacional estaba mucho más representado por mujeres (55%) que por hombres, en 2019 esta presencia ha cambiado ligeramente. Así, en 2019 el 53% de los arrendadores de vivienda vacacional son hombres frente al 47% de mujeres.

Además, el tramo de edad entre 45 a 54 años es el más activo en este mercado (30%), seguido muy de cerca por el tramo entre 35 a 44 (29%), seguido del tramo entre 55 a 75 años (27%), el tramo entre 25 y 34 años (11%) y finalmente el tramo entre 18 y 24 es el menos activo (3%). La edad media que tienen los arrendadores de vivienda vacacional es de 47 años.

Respecto a la clase social, el 40% de los arrendadores de vivienda son de clase social media-alta, seguido del 37% que es de clase alta, un 15% es de clase media, un 6% es de clase media-baja y un 1,3% es de clase baja.

En cuanto a su situación familiar, el 57% de los arrendadores de vivienda vacacional vive con su pareja e hijos, el 21% vive solo en pareja, el 8% vive con sus padres y un 6% vive solo.