31 Enero 2017|

En 2016 el mercado inmobiliario ha afianzado la reactivación que comenzó a vislumbrarse en 2014 y ofrece un panorama más alentador. Este año todos los indicadores que controlan la salud del mercado de la vivienda (compraventas, hipotecas, visados etc) han registrado crecimientos de dos dígitos que no veíamos desde hace años.

Esta mejoría se ha trasladado a los precios. Por primera vez en nueve años, el Índice Inmobiliario fotocasa cierra un ejercicio con una variación interanual positiva del precio de venta de vivienda de segunda mano (1,9%) que contrasta con la caída del -0,8% de 2015 y sobre todo con el descenso del -6% de 2014 y del -10% en 2013. Esta subida es la segunda que registra nuestro Índice en sus 12 años de historia y después de nueve años de caídas continuadas en el precio de la vivienda de segunda mano.

Los datos de nuestro informe revelan que el viento en popa sopla a favor en más puntos del país en comparación con 2015, pero son las grandes ciudades y los principales destinos turísticos de la costa donde los precios registran las subidas más significativas. Barcelona y Madrid capital y municipios limítrofes protagonizan los repuntes más importantes, junto con las Islas Baleares y otros enclaves de la costa.

La vuelta de una mayor y mejor financiación, la desvalorización de la vivienda en casi un 45% desde los máximos previos a la crisis, el apetito inversor en un contexto de bajos tipos de interés, las altas rentabilidades que ofrece el alquiler y un panorama macroeconómico más alentador explican la normalización a la que tiende el sector y la estabilización de los precios, a excepción de las grandes capitales donde ya se puede hablar de recuperación.

Una vez más en 2016 se han hecho evidentes las diferentes velocidades a las que se mueve el sector y el comportamiento tan desigual de los precios. A cierre de año, Baleares es la comunidad que más aumenta (8%), seguida de Canarias (7,8%), Andalucía (3,1%), Comunidad Valenciana y Madrid (ambos suben un 2,4%) y Catalunya, que incrementa en 2016 un 2,2%.

Estos incrementos contrastan con la caída del -6,8% de La Rioja o el descenso de más del -2% en Cantabria, Castilla y León y País Vasco. No obstante, son caídas leves comparadas con los descensos de dos dígitos que predominaban a cierre de 2013.

Esta recuperación selectiva se hace más evidente cuando se analizan la caída acumulada desde el precio máximo registrado en 2007. Si la media nacional se ha reducido del -45,2% de 2015 al -44,1%, en 2016, en las grandes ciudades como Barcelona este porcentaje se reduce al -28,2% y en Madrid capital al -37,9%.

El precio de la vivienda en España se está estabilizando y como consecuencia de esta tendencia el Índice Inmobiliario fotocasa ha ido fluctuando a lo largo de 2016 hasta situarse en diciembre en los 1.649 euros/m², volviendo a niveles de finales de 2010. En general el precio en 2016 ha ido cayendo muy poco y los últimos tres meses del año el precio ha encadenado tres incrementos consecutivos, con subidas interanuales por encima del 1%. Pero la recuperación a la que estamos asistiendo será lenta, moderada y muy desigual. Aún así esperamos que sea constante, lo que permitirá seguir avanzando en la normalización del sector.

 

Beatriz Toribio
Responsable de Estudios de fotocasa