11 agosto 2015|

Viajar y gastar poco, es posible. Para los que estén pensando en cambiar de aires y desplazarse a algún lugar, existen otras alternativas para planificar un viaje de forma inteligente y gastar menos.

Para aquellos que van más justos de presupuesto o, simplemente, los que no quieren malgastar más de la cuenta, Tripwell, el portal de alquiler vacacional de fotocasa, propone consejos prácticos para no derrochar ni un céntimo este verano.

Playas de España: el destino favorito de los españoles

El destino es lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de planificar el viaje. Los españoles siguen apostando por quedarse en España (75%) y pasar unos días en la playa (61%), según la encuesta “Hábitos vacacionales de los españoles en 2015”, realizada conjuntamente por el portal de motor coches.net y el portal inmobiliario fotocasa, empresas de Schibsted Spain. Las provincias preferidas para descansar durante el periodo estival son Alicante (9%), Cádiz (8,5%), Málaga (7%) y las Islas Baleares (6%).

Ahorra más del 50% con un alquiler vacacional

Encontrar un chollo hotelero en los destinos top de playa en los meses de julio, agosto y septiembre es casi misión imposible. Por ello, cada vez más los turistas españoles prefieren alquilar vivienda para su estancia fuera de casa. El precio, la autonomía, querer explorar nuevas vivencias o la aparición de plataformas “peer to peer” (plataformas que ponen de acuerdo a particulares para que intercambien, alquilen, compren y vendan productos y servicios) son factores que favorecen el interés por una fórmula de alojamiento que permite contactar directamente con los propietarios y conocer a fondo su vivienda antes de alquilarla.

Según la encuesta “Hábitos vacacionales de los españoles en 2015”, el 33% de los viajeros optará por un hotel o resort este 2015, y el 29% alquilará una casa o apartamento. En cuanto al presupuesto previsto, el 30% de los españoles gastará entre 300 y 600 euros por semana.

Teniendo en cuenta estos datos, fotocasa ha analizado el precio de alquiler de un apartamento vacacional y el precio medio de lo que cuesta reservar un hotel para determinar así el coste de ambos alojamientos.

Por ejemplo, el arriendo de un apartamento sencillo a un particular para 4 huéspedes durante un fin de semana de agosto (3 días) en uno de los principales destinos de la costa española se traduce, en la mayoría de casos, en un ahorro superior al 50% respecto a un hospedaje tradicional para 4 personas en un hotel de 3 estrellas.

Consejos prácticos para no gastar tanto en vacaciones

• Planear tu viaje con antelación: compra con un mes o más de anticipación y encontrarás ofertas y precios más competitivos.

• Buscar una vivienda céntrica: evitarás gastos de transporte, podrás desplazarte fácilmente y tendrás supermercados al alcance.

• Si viajas en coche, busca una casa con parking: si aparcas el vehículo en el mismo edificio o cerca de la vivienda, ahorrarás tiempo y dinero.

• Viajar en grupo: viajar con más de 4 personas es una ventaja a la hora de contratar excursiones, sacarle todo el partido a un coche de alquiler y ahorrar gasolina.

• Coche vs avión: el 26% de los españoles viajará en avión hasta su destino, mientras que el 61% lo hará en coche, según la encuesta de ‘Hábitos vacacionales de los españoles 2015’ realizada por los portales fotocasa y coches.net. Ya que en verano los precios de los vuelos suelen dispararse, sobre todo desde el mes de junio hasta septiembre, te proponemos moverte en coche. Siempre que sea posible ir por carretera, el vehículo te ofrecerá más comodidad y libertad para viajar en grupo o en familia. No descartes la opción de viajar en tren, en autobús o en barco.

• Minimizar los gastos en transporte: caminar o ir en bicicleta son maneras de conocer y recorrer un lugar gastando menos. ¡Un poco de ejercicio nunca viene mal! Cuando no sea posible, puedes utilizar el transporte público, que es más económico y contamina menos.

• No despilfarrar en restaurantes: para evitar gastos adicionales, no comas todos los días en restaurantes. Ahorrarás más si cocinas en casa o si compras fruta, platos preparados o sándwiches en el supermercado. ¡Un picnic en la playa también puede ser divertido!

• Preguntar a los locales: averigua dónde comen, compran o salen de fiesta los lugareños para no caer en las típicas trampas turísticas. Pide a la gente local que te recomiende restaurantes de calidad a precios económicos.

• Aprovechar los días gratuitos y descuentos: siempre hay atracciones turísticas y museos gratuitos. No siempre es necesario pagar para conocer el patrimonio  histórico y cultural de tu destino.

• Excursiones opcionales: hay actividades que puedes hacer por libre por mucho menos dinero y sin prisas, pero si decides contratar excursiones, es mejor contratarlas en el destino para comparar y negociar precios.

Adjuntos