12 enero 2016|

Los datos de transacciones inmobiliarias correspondientes al mes de noviembre, dados a conocer hoy por el INE, reflejan un aumento interanual en las compraventas de viviendas del 13,7% y una subida mensual del 5,3%.

Con esta subida ya son 15 los meses que el INE registra subidas consecutivas en el número de operaciones de compraventa de vivienda, lo que para fotocasa confirma  que “el mercado de la vivienda está empezando a entrar en una situación de normalidad. Tras siete años de crisis en los que no se compraba ni vendía nada, la gente vuelve a comprar casa porque puede acceder al crédito y son conscientes de que los precios no van a caer mucho más e incluso están empezando a subir en muchas zonas. Y por su parte, los vendedores notan que la demanda está empezando a despertarse”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios del portal inmobiliario.

“Aún es pronto para hablar de recuperación, ya que aún se vende la tercera parte de lo que se vendía hace 10 años. Pero sí es cierto que el sector está mejorando en el sentido de que se está normalizando y esperamos que esta estabilización se consolide en 2016”, añade Toribio.

Pero esta normalización no se notará por igual en todo el territorio español, porque “la crisis ha dejado un mercado inmobiliario a dos velocidades y el comportamiento de los precios y de las compraventas seguirá siendo muy desigual. En 2016 se hará más evidente la brecha entre las ciudades y regiones donde los precios ya se están recuperando, como es el caso de Madrid y Barcelona y algunas capitales de provincia, y aquellas zonas del país con abultado stock y baja demanda,  donde se seguirán registrando número rojos durante mucho tiempo”.

Una vez más, los datos del INE ponen de relieve que “la reactivación del sector inmobiliario lo está protagonizando la vivienda de segunda mano”, que según los últimos datos de fotocasa ha perdido un 45% de su valor. “Esperamos que en 2016 la brecha entre la vivienda nueva y la de segunda mano se acorte ya que número de visados solicitados para construir nuevas viviendas está creciendo a tasas muy interesantes”, concluye Toribio.