7 septiembre 2018|

El Índice de Precios de Vivienda (IPV) correspondiente al segundo trimestre de 2018, publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja una subida anual del 6,8%, en línea con la tendencia alcista de los últimos trimestres.

“Desde que comenzó el año, el precio de la vivienda se ha encarecido con incrementos similares a los que registrábamos en 2007, que ponen en evidencia la vuelta del interés por la compra de vivienda en un contexto de mejora económica y de consolidación de la financiación. Pero pese a esos aumentos, el precio de la vivienda en España está, de media, un 38% por debajo de los niveles de aquellos años”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de fotocasa.

Los datos del INE, al igual que el Índice Inmobiliario Fotocasa, muestran que esta recuperación de los precios se hace más evidente en determinadas zonas como Madrid y Cataluña, donde los precios crecen a un ritmo en torno al 10%, así como en Baleares y Canarias.

“La recuperación del precio de la vivienda es muy desigual y se está concentrando en núcleos económicos, demográficos y turísticos”, añade Toribio.

“La posibilidad de una burbuja inmobiliaria aún está lejos, ya que además de los precios, los niveles de actividad y de concesión de hipotecas no son comparables a lo que veíamos en los años del boom. Pero es cierto, que los incrementos que registramos en algunos barrios de grandes ciudades como Madrid y Barcelona son preocupantes y están dejando fuera a los segmentos de población más vulnerables, como los jóvenes y clases sociales con menos recursos”.

De cara a la evolución futura de los precios, la directora de Estudios de fotocasa señala que “aunque en las grandes ciudades y principales destinos turísticos el precio de la vivienda seguirá creciendo con fuerza, en el resto del país esas subidas serán más suaves, sobre todo si se desacelera la economía y suben los tipos de interés”.

Adjuntos