27 julio 2016|
  • El 53% de los compradores son mujeres y el 47% son hombres
  • El 51% cuenta con contrato indefinido en el sector privado

Actualmente, el comprador de vivienda en España tiene 38 años y en el 51% de los casos cuenta con contrato indefinido en el sector privado. Esta es una de las principales conclusiones que se extrae del último estudio realizado por el portal inmobiliario fotocasa “Proceso de compra de vivienda”. Además, el estudio pone de relieve que en cuanto a género la compra de vivienda está muy equilibrada ya que en el 53% de los casos la compra está liderada por una mujer y en el 47% por un hombre.

Aunque en mayor medida el comprador de vivienda tiene contrato indefinido en el sector privado, el segundo grupo de compradores son aquellos que cuentan con trabajo estable en el sector público.

En cuanto a los ingresos medios, el 25% de los encuestados cobra entre 20.000 y 30.000 €, seguido de un 24% que cobra entre 10.000 y 20.000 € y un 21% que tiene ingresos entre 30.000 y 50.000 € anuales. Llama la atención que un 16% de los encuestados cobra más de 100.000 €.

Cuatro de cada 10 reciben ayuda económica de familiares y amigos

Además, es destacable que en muchas ocasiones recibir ayuda económica por parte de terceros (familiares o amigos) es una práctica bastante habitual a la hora de comprar una vivienda. De hecho, en cuatro de cada 10 compras de vivienda ha habido ayuda de terceros y el importe prestado, de media, representa el 25% del precio total de la vivienda.

En este sentido, en cuanto al valor de la vivienda, en el 38% de los casos el coste de la propiedad ha oscilado entre los 100.000 y los 200.000 € y el 39% ha recibido ayuda de terceros para poder financiar la vivienda. Además, en el 25% el precio de la compra osciló entré los 50.000 y los 100.000 € y en este caso hubo ayuda de terceros en el 23% de las compras. En tercer lugar, las viviendas que cuestan entre 200.000 y 300.000 € representan el 18% de las compras de vivienda. En este caso, en el 20% ha tenido ayuda de terceros para pagar la adquisición.

La negociación del precio es una práctica habitual. Así siete de cada 10 compradores han negociado el precio final de la vivienda con el vendedor.

El 56% consideró tanto vivienda nueva como de segunda mano

El estudio “Proceso de compra de vivienda” muestra que se empieza considerando tanto vivienda nueva como de segunda mano. No obstante, los compradores acaban adquiriendo en gran medida una vivienda de segunda mano. De hecho, en el 56% de los casos se empezó considerando las dos opciones, aunque finalmente un 69% se decantó por la vivienda de segunda mano y un 31% compró vivienda nueva.

“El proceso de compra se comienza considerando tanto la vivienda de segunda mano como la vivienda a estrenar, sin embargo 6 de cada 10 compradores acaban adquiriendo un piso o casa de segunda mano porque resulta mucho más atractiva a nivel de precio ya que permite un mayor margen de rebaja, está gravada con menos impuestos, su oferta es mucho mayor y suele estar ubicada en zonas céntricas y mejor comunicadas que la vivienda nueva”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa.

El 77% de los compradores no valoró alquiler en ningún momento

Durante el proceso de compra, tan sólo el 23% valoró tanto compra como alquiler. Para el 77% de los compradores de vivienda el alquiler no entraba en sus planes y en ningún momento se lo planteó.

En cuanto a las características de las viviendas más vendidas, en el 69% de los casos hacen referencia a pisos, que tienen de media 92 metros cuadrados, seguidos por los chalets (21%, con 195 metros cuadrados de media), áticos, en el 7% de las ventas con una superficie media de 100 metros cuadrados, estudios (1%, con 43 metros cuadrados de media) y en el 2% de los casos se han vendido otro tipo de vivienda, con una media de 126 metros cuadrados de media.

Adjuntos