22 junio 2016|
  • El 23,5% de los españoles viven en régimen de alquiler, ocho puntos porcentuales más que hace cuatro años
  • Siete de cada 10 españoles prefieren vivir en una vivienda de propiedad

Seis de cada diez españoles considera que los precios de la vivienda han tocado fondo y creen que no bajarán más. Así se desprende de la tercera edición del estudio sociológico “Los españoles y su relación con la vivienda en 2015”, un informe que elabora fotocasa con el objetivo de ampliar su conocimiento sobre el mercado inmobiliario y analizar cómo la crisis económica ha condicionado la actitud de los españoles respecto a la vivienda.

Este dato supone una clara diferencia con respecto a la edición anterior del informe, cuando una clara mayoría de los españoles pensaban que los precios iban a seguir cayendo. “Tras perder un 45% de su valor desde los máximos de la crisis, se está extendiendo la idea de que el precio de la vivienda no va a caer mucho más y que es momento de comprar. Si hace dos años eran mayoría quienes pensaban que la vivienda iba a seguir perdiendo valor, hoy solo comparten esta visión uno de cada cuatro españoles”, señala Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa.

Si se analiza la diferencia entre los que viven de alquiler y los que actualmente son propietarios de una vivienda, se ve que estos últimos se muestran más cercanos a un fin del incremento de los precios (66% frente al 61% de la media nacional). En cambio, entre los inquilinos casi un 30% cree que el precio de los pisos va a seguir bajando.

Otro dato relevante que muestra el informe es que, pese a la reapertura del grifo del crédito y el frenazo en la caída del precio de la vivienda el alquiler sigue ganado terreno y el aumento de españoles que vive de alquiler es mucho más evidente. De hecho, según los datos del informe, un 23,5% de los españoles vivía en régimen de alquiler en 2015, lo que supone ocho puntos porcentuales más que hace cuatro años, cuando un 15% los españoles arrendaban.

“España es y será un país de propietarios. Pero el mercado del alquiler está creciendo porque todavía es mucha la gente que pese a la caída de los precios y a la reapertura del crédito aún no puede permitirse la compra de una vivienda”, explica Beatriz Toribio. Y es que, como se aprecia en este informe, son sobre todo los factores económicos (situación financiera, laboral, imposibilidad de hacer frente a los costes de una casa, etc) los que, según los encuestados, les llevan a decantarse por una vivienda en alquiler en vez de una en propiedad.

Siete de cada 10 españoles prefieren una vivienda en propiedad

Aunque el mercado del alquiler está creciendo, el informe muestra que la crisis no ha podido con la preferencia hacia la propiedad. De hecho, nueve de cada 10 encuestados afirman que, pese a la crisis, el sentimiento de propiedad sigue muy arraigado. Este vínculo con la propiedad se entiende gracias al papel de rentabilidad que la sociedad española asocia a la vivienda, ya que siete de cada 10 españoles consideran que a largo plazo comprar una vivienda es mucho más rentable que alquilar un piso para toda la vida, independientemente de la generación a la que pertenezcan. Por ello, no sorprende que prácticamente siete de cada 10 españoles prefieran una vivienda en propiedad.

Además, el 47% de los españoles que actualmente viven de alquiler prefieren una vivienda en propiedad. De hecho, seis de cada 10 españoles que viven de alquiler comparten la opinión de que el alquiler no es una opción rentable a largo plazo. Por lo tanto, es normal que no sea para ellos la mejor opción o que no se planteen el alquiler como opción permanente. Aunque es menor que el porcentaje global, es relevante destacar que su opción actual no es la ideal.

Aun así, el informe muestra que el alquiler va ganando adeptos, sobre todo ente las generaciones más jóvenes. De hecho, es entre los millennials y los baby boomers donde está menos extendida la creencia de que alquilar sea tirar el dinero. Sin embargo, en estos segmentos de la población también se observa una evidente tendencia a la compra de vivienda en un futuro y siete de cada 10 defiende que a largo plazo, compensa más ser propietario que alquilar toda la vida.

El 63% de los millennials afirma que comprará casa en un futuro

Un dato llamativo del estudio y que muestra que la mentalidad en España es todavía cercana a la propiedad, es que un 56% de los españoles que actualmente vive de alquiler afirma que seguro o probablemente comprarán una vivienda en un futuro. Esta compra, de promedio, la sitúan dentro de los próximos cuatro años.

Llama la atención que este porcentaje de intención de compra se eleva al 63% entre el segmento de la población más joven, los millennials. Los españoles más jóvenes que actualmente están viviendo de alquiler consideran esta forma de vida como una situación temporal y muestran una mayor intención de comprar en el futuro, aunque a la vez posponen la adquisición de una vivienda algo más que la media y la sitúan en torno a los próximos cinco años.

“Aunque apreciamos que el alquiler tiene más adeptos entre los jóvenes que en las generaciones más seniors, este informe revela que también ellos aspiran a ser propietarios”, añade Toribio.

La nota media de la vivienda en España: un 6,3

El informe pone de manifiesto que en España existe una importante disposición e intención a cambiar de vivienda, entre siete y ocho de cada 10 afirma que lo harían. Teniendo en cuenta esta predisposición al cambio de vivienda, es de esperar que los españoles se muestren críticos con ella.

Únicamente tres de cada 10 muestran una clara satisfacción con su vivienda actual (dos de cada 10 entre los que viven de alquiler y cuatro de cada 10 para los que tienen una vivienda en propiedad). De hecho, los propietarios puntúan con una nota media de un 6,7 su vivienda actual y los arrendatarios la puntúan con un 5,8. Así, la media en España de satisfacción de la vivienda, ya sea en propiedad o de alquiler es de un 6,3 sobre una nota de 10.

Descarga el informe completo